jueves, 28 de abril de 2011

La paradoja del mentiroso

Del griego παρά: contra  δοξός: oinión. Es una proposición en apariencia verdadera que conlleva una contradicción lógica o que infringe el sentido común.

Frecuentemente los filósofos usan las paradojas para expresar la complejidad de la realidad. La paradoja es un fuerte estímulo para la reflexión y revela las limitaciones de la mente humana.

Un ejemplo es la paradoja del mentiroso, que tiene varias versiones.
Se dice “esta oración es falsa”. Si suponemos que esta afirmación es verdadera, entonces lo que dice es verdadero, pero aparece una contradicción ya que está afirmando que es falsa. Si suponemos que la afirmación es falsa, entonces lo que dice es falso, aparece nuevamente la contradicción ya que lo que afirma es verdadero.

Otra versión es la del Cretense, cuando dice: “Todos los Cretenses son mentirosos”. Nos preguntamos ¿Miente, o dice la verdad?

Cuando escribimos:
“La oración posterior es cierta”
“La oración anterior es falsa”

“Lo que está escrito en la otra cara es cierto”
“Lo que está escrito en la otra cara es falso"
En un libro en la página 23: “Lo que está escrito en la página 24 es cierto”
En la página 24: “Lo que está escrito en la página 23 es falso”
O: “Todo lo escrito en este libro es falso”

La clave para comprender estas paradojas es el tema de la autorreferencia. Sólo es posible salir del circuito de la autorreferencia tomando otro punto de vista apartado de lo que se está valorando.


En una tarjeta:  

No hay comentarios:

Publicar un comentario